jueves, 15 de diciembre de 2016

Amenazan de muerte a lideresa Wayuu Jakeline Romero

AMENAZAS CONTRA LIDERESA WAYUU DEL RESGUARDO INDIGENA WAYUU EL ZAHINO, MIEMBRO DEL MOVIMIENTO FUERZA DE MUJERES WAYUU – SUTSUIN JIYEYU WAYUU.

El Movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu - Sutsuin Jiyeyu Wayuu, en conjunto con el Resguardo Indígena Wayuu El Zahino, nos pronunciamos ante la opinión pública Nacional e internacional, instituciones del Estado Colombiano, Ministerios Publicos, ONG´s y diferentes Organizaciones Sociales, frente al recrudecimiento de violaciones de derechos humanos  en contra de líderes, lideresas, defensores de Derechos  Humanos en Colombia en tiempo de Paz.


Hechos:

A las 18: 49Hr del día 13 de diciembre la Señora JAKELINE ROMERO EPIAYU, mujer wayuu del Resguardo Indígena El Zahino, recibe mediante mensaje de texto a su número celular personal, una amenaza de muerte en contra suya y la de su familia: “…NO SE META EN LO QUE NO LE INCUMBE EVITE PROBLEMAS , SUS HIJAS ESTAN MUY LINDAS Y PIENSE EN ELLAS, GRAN MALPARIDA PERJUDICIAL EVITE PROBLEMA POR QUE HASTA SU MADRE SE LA DESAPAREZCO PARA QUE SIGA DE SAPA…”, - las duras palabras de parte de un remitente indeterminado solo un numero de celular quien envía los mensajes de texto.

El hecho ocurre durante la participación de la víctima en un grupo de trabajo con organizaciones indígenas, entidades del estado y la cooperación internacional en la ciudad de Cartagena en un dialogo Multisectorial sobre  el derecho de la Consulta Previa.

Los hechos, han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación como entidad  oficiales competente para adelantar las investigaciones pertinentes, sin embargo resulta preocupante el aumento de estos hechos hacia mujeres indígenas y líderes defensores de derechos humanos en el Sur de la Guajira.

Es muy preocupante que para épocas donde los pueblos indígenas y en especial las mujeres hacemos  históricamente aportes en la construcción de paz desde los territorios, resulta determinante mente nefasto que estos hechos continúen dándose y de manera creciente en este año en las regiones más vulnerables.

Cabe destacar como antecedente las amenazas sistemáticas  anteriores de las cuales viene siendo víctima la familia de la lideresa desde el año 2005 por parte de grupos paramilitares, sumándose amenazas directas en el 2012 a una de sus hermanas, como lo es la también reconocida lidereza Jazmín Romero Epiayu; posteriormente en el 2014 a su hija menor de edad Génesis Gutiérrez, siendo estas situaciones denunciadas ante las entidades competentes y hasta el momento siguen en la total impunidad, así  mismo el movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu hemos venido denunciando estos actos hacia otros miembros de la organización y se han elevado las respectivas denuncias antes los entes del estado competentes.

Es urgente tomar medidas frente a la vulnerabilidad a la que se encuentran expuestas las mujeres Wayuu, líderes y lideresas de nuestro pueblo Indígena, por denunciar abiertamente en debates públicos, situaciones de vulneración de derechos que afectan al Pueblo Wayuu y a la madre tierra, la situación de las víctimas Wayuu del conflicto armado, las condiciones de empobrecimiento de las comunidades y la corrupción  que afecta  la niñez y las mujeres indígenas, situaciones que ponen en riesgo la vida y la integridad.

Con fundamento en los hechos previamente relacionados, Fuerza de Mujeres wayuu y El Resguardo Indígena Wayuu El Zahino del Municipio de Barrancas en el Sur de La Guajira rechaza las amenazas proferidas en contra de la vida e integridad personal de la lideresa JAKELINE ROMERO EPIAYU , motivo de la cual solicitamos:

1.  A las entidades oficiales de control y de investigación competentes como la Fiscalía General de la Nación, a donde han sido presentadas las denuncias de los hechos, para que se adelanten de manera inmediata y urgente las investigaciones sobre el origen de los mensajes  amenazantes en contra de la lideresa Jakeline Romero Epiayu para dar con sus actores materiales e intelectuales, perpetradores de las amenazas.

3. Al Gobierno Nacional de Colombia, para que a través del Ministerio del Interior y de Justicia y su programa de protección, se activen las medidas urgentes de protección colectiva a las y los integrantes de la Organización Fuerza de Mujeres Wayuu, quienes a pesar de las denuncias proferidas en otras oportunidades por hechos similares que atentan contra sus vidas, siguen en condiciones de riesgo inminente.

4. A los organismos internacionales veedores de la protección de los derechos humanos como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Colombia, para que en cumplimiento de su mandato, inste al estado Colombiano a cumplir con las acciones de protección de las mujeres indígenas, así como de todos los defensores y las defensoras

5. Hacemos un llamado fraternal a las Organizaciones Nacionales e Internacionales de DDHH, a las Misiones y Cuerpos Diplomáticos acreditados en Colombia, para que manifiesten su abierto rechazo ante los hechos ocurridos y para que igualmente exijan a las autoridades colombianas, la protección inmediata de la vida de la lideresa wayuu Jakeline Romero Epiayu  y se monitoree de manera permanente la situación de las mujeres Wayuu que se encuentran en riesgo inminente”.

6. A la Unidad Nacional de Protección (UNP), para que se efectúen a la mayor brevedad posible todas las gestiones pertinentes en aras de que se otorguen con carácter URGENTE, medidas de protección a la lideresa wayuu Jakeline Romero Epiayu  teniendo en cuenta los parámetros establecidos al respecto en el Decreto Ley 4633 de 2011, el Decreto 4912 de 2011 y las órdenes emitidas por la Corte Constitucional en el Auto 004 de 2009 y demás autos relacionados.

7. A la Unidad Nacional de Protección (UNP), para que se analicen los niveles de riesgo que a la fecha afronta nuestra  organización Fuerza de Mujeres Wayuu – Sütsüin Jiyeyu Wayuú y el Resguardo Indigena wayuu El zahino en el Municipio de Barrancas, Sur de la Guajira, en el marco de procesos de defensa de derechos, en especial territoriales y denuncias de vulneraciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario que afectan al Pueblo Wayuú y se estudie la posibilidad de otorgar medidas de protección según la gravedad del riesgo identificado.

9.  A la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), para que en el marco de sus competencias, en el marco del Decreto Ley 4633 de 2011, a nivel departamental y municipal se realicen las acciones que sean pertinentes para generar todas las garantías que en derecho son necesarias para salvaguardar la vida en integridad personal de la lideresa wayuu Jakeline Romero Epiayu, quien viene liderando el proceso de Inclusión del Resguardo de El Zahino en el Registro Único de Victimas y reconocimiento como Sujetos Colectivos de Reparación.

10. Al Ministerio Público (Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo y Personería Municipal competente) para que direccione todos los esfuerzos necesarios en aras de garantizar que las entidades e instituciones direccionen los esfuerzos necesarios cumpliendo con la debida diligencia para que se generen las garantías necesarias para salvaguardar los derechos de  Jakeline Romero Epiayu y su familia.

11. Al Programa Presidencial  para los Derechos Humanos para la formulación de estrategias y acciones para el desarrollo integral de los Pueblos Indígenas de Colombia, para que dentro del resorte de sus funciones direcciones todoslos esfuerzos necesarios para que las entidades competentes en el que se presenta el caso, atiendan de forma integral a la  afectada por los hechos descritos.

12.  A la Corte Constitucional para que se tome el presente reporte como un hecho a estudiar en el marco del Auto 004 de 2009, dando cuenta de la constancia e incremento de hechos victimizantes que claramente vulneran  los derechos individuales y colectivos del Pueblo Wayúu.

13. A las agencias internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con las problemáticas y vulneraciones de derechos afrontadas por los Pueblos Indígenas, para que direccionen, desde sus funciones misionales, generen escenarios de visibilización, denuncia y coadyuvancia frente a la situación puesta de presente y exijan al Estado Colombiano las acciones necesarias para garantizar y proteger los derechos vulnerados.

Los Pueblos Indígenas y en especial Las Mujeres, parimos seres humanos para La construcción de paz del Mundo.


1 comentario:

  1. El estado debe brindarle toda la Protección que necesite,pero con esa basura de FarcSantos que no sirve para una mi@@@erda.Estamos jodidos.

    ResponderEliminar